jueves, 31 de enero de 2013

La influencia de los medios de comunicación: Sociedad pasiva

Los medios de comunicación condicionan los pensamientos, opiniones y razonamientos de la sociedad. La influencia de los mass media en la sociedad de masas fue tan notable que la opinión pública en sí no existía, ya que la sociedad pensaba lo que los medios decían, no reflexionaban las informaciones que les llegaban. La realidad contada por el medio se convertía en la realidad absoluta.

Ese es el poder del periodismo en la sociedad actual donde la información es un bien primario, donde el periodismo representa el cuarto poder en la sociedad y ha pasado de ser un informador a ser un cronista del poder. Esto provoca la creación de estereotipos que son aceptados por el público sin llegarse a preguntar si éstos están fundados o no. Este caso se refleja en la descripción que los medios de comunicación dan sobre ciertos países en vías de desarrollo.

Un claro ejemplo de esto es un conocido vídeo publicado por la cadena "Intereconomía" que trataba sobre el uso de los preservativos en África.


Este vídeo genera una información a partir de unas declaraciones del Papa Benedicto XI sobre el uso de profilácticos en África y los problemas para conservarlos en las condiciones que se requieren. El hecho base que se utiliza para comenzar la noticia es real pero a partir de ahí, la cadena interpreta la información con un sentido notablemente retrogrado, conservador e incluso xenófobo. 

Las especulaciones y los los estereotipos que Intereconomía trata de hacer llegar a la sociedad sobre la población africana no están fundamentados ni con contrastados, son simples opiniones del grupo mediático quienes utilizan el medio para concienciar a sus espectadores de algo tan retrogrado como que el uso de profilácticos puede ser una causa de la infección de VIH. 

Es preferible no entrar en un análisis riguroso sobre el por qué de esta noticia y los motivos que han llevado a degragadar de tal forma el periodismo sino centrarnos en preguntar si la sociedad es capaz de caer en estas  tramas informativas y no tiene la capacidad de reflexión requerida para dar por hecho que esta noticia es demagógica y sensacionalista.

La capacidad que el público tiene para discernir lo que es verídico de lo que no lo es no es tan evidente como parece, y mientras algunos son capaces de discernir y separar la parte verídica, otros son totalmente incapaces y basan su pensamiento en función de lo que los medios de comunicación les han mostrado.

Nosotros como futuros periodistas deberíamos ser capaces de ayudar al público a diseccionar la información que les otorgamos para que no caigan en la confusión. Así mismo deberíamos dejar de lado los estereotipos que generan los medios de comunicación a la hora de construir la información y realizar una información más fideligna y veraz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario